8:11 am - Thursday November 23, 2017

Después de la masacre de Texas, ¿ayudará Apple al FBI?

applesecurity

Es conocido el incidente sobre la petición del FBI a Apple, hace más de un año, para que la compañía ayudara a las autoridades a acceder a la información almacenada en el iPhone de Syed Rizwan Farook, quien junto con su esposa mató a 14 de sus compañeros de trabajo en una fiesta navideña de la empresa, en San Bernardino, California. Apple se negó a hacerlo en nombre de la protección de la privacidad de sus clientes, aduciendo que si revelaba un procedimiento para saltarse la seguridad en torno a la contraseña del usuario, éste corría el riesgo de filtrarse a la red.

Como se sabe, el FBI logró acceder a la información que buscaba sin la ayuda de Apple, aunque no reveló cómo lo logró en esa oportunidad.

Devin P. Kelley, que mató este domingo a 26 personas en una iglesia de Sutherland Springs, Texas, tenía un iPhone que podría contener evidencia que ayude a las autoridades para aclarar esta nueva matanza masiva, pero las autoridades no han podido acceder al smartphone. Apple declaró que estaba “entristecida y en estado de shock” por la matanza y que estaba trabajando con las autoridades. “Ofrecemos entrenamiento a miles de agentes de modo que puedan conocer bien nuestros dispositivos y que puedan realizar requerimientos de información a Apple de manera expedita”.

Los iPhone tienen la reputación de ser los más seguros del mercado y cuentan con mecanismos de protección como la huella digital y más recientemente, con el iPhone X, el reconocimiento del rostro. Sin embargo, el recurso más usado para proteger la información personal es el código secreto de cuatro dígitos, para lo cual Apple establece un máximo de 10 intentos. Después del décimo primer intento, toda la información del iPhone se borra de manera irreversible.

Después de la masacre de este domingo, las autoridades han podido usar las huellas digitales de Kelley para desbloquear el iPhone — tenían un plazo de 48 horas después del último uso del iPhone para desblouqearlo usando la huella–, pero después de la rueda de prensa del martes donde declaran que no han accedido al smartphone surge la pregunta de por qué no lo hicieron.

Independientemente de si hay pruebas importantes en el iPhone de Kelly, este caso podría conducir a otro enfrentamiento entre Apple y el gobierno sobre el balance que debe existir entre nclos requerimientos de los ciudadanos y su derecho a la privacidad y los requerimientos de las autoridades para resolver casos criminales de relevancia.

Filed in: Seguridad, Smartphones

Comments are closed.