1:02 pm - sábado diciembre 15, 2018

La mega-fusión de EMC y Dell: Una apuesta arriesgada

Dell aumentaría considerablemente su deuda con la adquisición de EMC.

Dell aumentaría considerablemente su deuda con la adquisición de EMC.

Después de los rumores y las informaciones de los últimos días sobre la mayor adquisición de la historia en el sector tecnológico se confirmaron este lunes cuando Dell llegó a un acuerdo para comprar la compañía de sistemas de almacenamiento y de servicios EMC por 67.000 millones de dólares, lo cual supera en 80% a la mayor compra del sector tecnológico hasta la fecha, la adquisición de Broadcom por Avago Technologies por 37.000 millones de dólares.

Dell, fundada por Michael Dell en 1984 y que factura más de 57.00 millones de dólares, lleva a cabo esta macrooperación con el fin de diversificar su negocio más allá de los PC y de los servidores y fortalecerse en el área del cómputo de nube y en los servicios de almacenamiento, claves en la era del big data, algo que ya han hecho otros rivales como HP o IBM.

La compra de EMC, que tuvo una facturación en 2014 de 24.400 millones de dólares, será financiada por Michael Dell a través de su vehículo de inversión, MSD Partners, junto con Silver Lake, y la sociedad estatal de Singapur, Temasek Holdings. Dell y EMC, que ya colaboraban en diferentes productos enfocados a empresas desde 2001, confían en que la operación concluya entre los meses de mayo y octubre de 2016, una vez que la operación haya recibido el visto bueno de las autoridades regulatorias y de los accionistas de EMC.

dell2

Michael Dell, izquierda, escucha las declaraciones de Joe Tucci, CEO de EMC.

La adquisición dará lugar a una de las empresas de servicios informáticos más grandes del mundo. Concretamente, la firma resultante contará con una posición de liderazgo en suministro de servidores, dispositivos de almacenamiento, virtualización y ordenadores, además de en servicios de software para gestión de datos y su seguridad, según los analistas.

Pero algunos como Bloomberg, ponían de relieve los riesgos que trae esta transacción. Según la agencia, la fusión contrasta con la política de otras compañías del sector que han optado por partirse y centrarse en negocios específicos. Uno de los primeros en moverse en esta línea fue uno de los históricos competidores de Dell, IBM. Vendió en 2004 su negocio de PC a la china a Lenovo y en enero de 2014 hizo lo mismo con su área de servidores de gama baja.

HP, por su lado, completará en noviembre su división en dos sociedades, una que englobará sus negocios de PC e impresoras, y otra, bajo el nombre de HPEnterprise, que se encargará del software, servicios e infraestructura para el mercado corporativo.

El gran tamaño de la empresa que surja tras la fusión de Dell y EMC puede afectar negativamente la velocidad de toma de decisiones y obstaculizar la rapidez en el desarrollo de productos, dice Bloomberg.

Filed in: Hardware, Industria, Software

Comments are closed.